Johana Lazarte es la mamá de Abraham, un pequeño de 6 meses que nació con labio leporino doble fisura con hundimiento de paladar. En un principio, su madre lo trajo hasta Salta pero sus recursos económicos son escasos, más teniendo en cuenta que ella no puede trabajar por la salud de su pequeño y el cuidado de dos menores más.

Su marido, publica el medio Informate Salta, es el único que trabaja como albañil para sostener a familia con un menor que requiere una leche costosa como lo son la Nutrilón 2 en polvo y necesidades de sus otros dos pequeños de 4 y 8 años.

"El no está comiendo, manzanita esas cosas, tiene abierto el paladar. Pero una vez que el coma ya se le va normalizar el vientre, porque el solo recibe leche. Me es difícil con mis otros dos hijos, ahora estoy en la casa de mi mamá. Uno hace lo que puede. No puedo ayudar porque el bebé, no puedo descuidarme ni un minuto de él porque se puede ahogar ".

VER TAMBIÉN: La vieja y confiable: salteño se hizo "la vistima" para pedir plata y terminó escrachado

  Como la joven mamá ya no podía quedarse en Salta o venir al menos cada mes empezó a concurrir en Orán. Desde el nosocomio le sacaron el turno programado en Capital para mañana 29 de Noviembre a las 9:30 para que el cirujano plástico Llaya evalúe el cuadro del menor y pueda iniciar con las operaciones, que de ir evolucionando bien será sometido a otras intervenciones.

"Me dijeron que están todas las ayudas cerradas. En el Hospital tampoco. Tendría que ir con mi hermana para que me ayude" dijo al ser consultada sobre la posibilidad que alguien le tienda una mano en su pueblo.