Una abuela salteña la pasó muy mal en el Paseo Salta (ex Libertad), luego de que se diera cuenta de un grave descuido: había dejado olvidado un bolso con 80 mil pesos, en una confitería. 

Un efectivo que patrullaba la zona de estacionamientos del supermercado recibió el alerta de una mujer de 54 años, hija de la damnificada, que desesperada le informó que su madre había perdido un bolso con 80 mil pesos. De inmediato el uniformado procedió a dialogar con la abuela quien estaba inmersa en un universo de nervios y al borde de una profunda crisis. 

Luego de brindarle la atención necesaria a la mujer para que pudiera declarar, el policía se dirigió a la confitería donde había estado la señora. En el lugar comenzó a hacer las averiguaciones de rigor, pero antes alertó vía radial sobre lo ocurrido al equipo de seguridad privada con el que cuenta el híper. Donde había estado la señora se encontraba una pareja, quienes fueron entrevistados por el policía.

Sin saber demasiado del tema, el hombre señaló que antes de sentarse a la mesa había estado ocupada por otra pareja joven, aportando datos fisonómicos y la vestimenta, agregando que se fueron al Banco Macro. El uniformado se dirigió al banco junto a la damnificada y pudieron ver a la pareja que tenía en su poder el bolso denunciado por la señora de 84 años. Comenzaba a respirar profundo y con cierta tranquilidad la abuela que minutos antes había estado al borde de una crisis de nervios.

Al ser consultados por el bolso que tenían en su poder, el joven de 34 años confirmó que lo habían encontrado en la mesa de la confitería y luego se lo devolvieron a la dueña. En presencia de la damnificada contaron la suma de dinero que hasta ese momento la mujer había perdido. La abuela y su hija se mostraron muy agradecidas con el accionar del policía que patrullaba la zona del híper haciendo adicionales en el momento del hecho, informó El Tribuno.