Luis María García Salado, presidente de Aguas del Norte, admitió que existe una deuda de la prestataria con el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Enresp) por 28 millones de pesos por la tasa de fiscalización. "Proviene de la gestión anterior", remarcó. Agregó que la acreencia es por unos cinco meses.

Compensación

No obstante, recordó que la Provincia mantiene una deuda con Aguas del Norte por más de 89 millones de pesos por los subsidios que otorga el Enresp a los usuarios, prestaciones del servicio de agua en edificios públicos y otros conceptos.

El titular de Aguas del Norte afirmó que acordó con el coordinador Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación, Pablo Outes, avanzar en una compensación con el Ente. Y sostuvo que seguirá con la liquidación correspondiente de la tasa de fiscalización.

Ante los cuestionamientos por la compensación, García Salado negó que puedan surgir problemas jurídicos.

Fondo de Infraestructura

Por otra parte, García Salado sostuvo que el Fondo para la Recuperación de Infraestructura Operativa es el que tiene asignación específica. A fines del año pasado una auditoría por el Enresp había marcado irregulares en la rendición de Aguas del Norte. El fondo se nutre con aporte de los consumidores.

En diálogo con El Tribuno, García Salado sostuvo que en estos días se avanza en una planificación para presentar ante el Ente un esquema de inversión con esos recursos.

"Es una imputación para obras e infraestructura. Y así lo haremos", afirmó.