El barco Oasis of the Seas, de la compañía Royal Caribbean, que había zarpado el domingo para un crucero de siete días por el Caribe, regresará antes de lo previsto a Port Canaveral.
Es que un virus gastrointestinal afectó a 277 pasajeros provocándoles diarrea, vómito y náuseas. Según un portavoz de la empresa, ''los viajeros fueron atendidos a bordo de la embarcación con medicamentos y asistidos por personal médico adicional''.

La compañía de cruceros confirmó en su cuenta de Twitter que un brote de norovirus enfermó a una parte de los pasajeros, pero destacó que ''los brotes de virus gastrointestinales se han reducido a registros mínimos''.

El portavoz de la compañía, Owen Torres, le dijo el jueves a The Associated Press: "Nosotros pensamos que lo apropiado es traer a todo el mundo de regreso antes en lugar de tener a los huéspedes preocupados por su salud”.

Los pasajeros subieron a las redes sociales múltiples posteos de desilución y enojo diciendo que tras comenzar con síntomas se vieron forzados a quedarse a bordo al llegar a Falmouth, Jamaica, cuando se suponía que era un día reservado para excursiones.

Torres explicó que que regresarán un día antes para que la compañía pueda tener “más tiempo para limpiar y esterilizar completamente el barco” antes de que zarpe de nuevo.

“[Royal Caribbean] reembolsará el crédito de un día de crucero. Saliendo temprano para Cozumel”, escribió Alan Thomas, uno de los turistas a bordo de Oasis of the Seas.