Caleta Olivia (agencia)

El anuncio se hizo a mediodía de ayer en Pico Truncado, precisamente en la nueva sede del Sindicato Petrolero Santa Cruz de la cual -además de Claudio Vidal y Julio Gutiérrez-, tomaron parte el secretario general del gremio de camioneros en Santa Cruz, Sergio Sarmiento; el secretario adjunto de los petroleros de base, Rafael Guenchenén; y el dirigente de los petroleros jerárquicos, José Llugdar.

En ese marco, según destaca el portal digital de esa localidad, Centenario Sur, Gutiérrez dijo que “tenemos una postura que es el resguardo de los puestos laborales” y criticó a las operadoras petroleras que no están realizando las inversiones que se requieren “para garantizar que haya trabajo”.

Preciso que “no se está cumpliendo con los contratos petroleros y acá hay una gran responsabilidad política: el gobierno provincial tiene que ponerse al frente de estas discusiones, reforzar los controles y exigir a las petroleras que cumplan con sus contratos».

A su vez, Sarmiento sostuvo que “el eje fundamental es la poca inversión de todas las operadores en Santa Cruz. El gobierno nacional es culpable de esto y el gobierno provincial tiene que ponerse a la altura de las circunstancias para exigir lo que se debe porque hay muchos puestos de trabajo que se están perdiendo”.

En consecuencia, afirmó, “vamos a requerir a Provincia que empiece rápidamente a exigir a las operadoras y a las que no quieran invertir en Santa Cruz; el pueblo santacruceño no va a tener ningún problema en que sean reemplazadas.»

FUERTE COMPROMISO

Por su parte, Vidal remarcó que “este encuentro (de dirigentes gremiales) dice mucho; habla de la preocupación que tenemos como representantes de los trabajadores y del compromiso serio que tenemos con toda la comunidad de Santa Cruz”.

“Parece que hay momentos en donde ciertos actores de la política nacional o provincial olvidan o no tienen en cuenta que de esta actividad dependen básicamente la economía y el bienestar de los santacruceños”, puntualizó en clara referencia al motor de la economía provincial, la de los hidrocarburos.

Describió luego que “con el accionar propuesto por las distintas operadoras, algo que tiene que ver con este esquema de desinversión, se está poniendo en riesgo el futuro de todos los habitantes de la provincia”.

“Esta es una actividad que deja un fuerte acompañamiento económico que posteriormente es distribuido en materia de salud, educación, seguridad y además genera el movimiento económico en la región”, advirtió.

No escatimó críticas para las políticas del macrismo a las que calificó de “agravantes”, pero también cuestionó a las del gobierno de Alicia Kirchner “que han permitido el grave proceso de desinversión que mantienen las operadoras en yacimientos petroleros de esta provincia».

Asimismo, puso de relieve que “la preocupación no es solo por el sector petrolero”, pero “parece ser que hay gente que todavía no se da cuenta de que gran parte de la sociedad la está pasando mal”.

“Tenemos compañeros jubilados que cobran el salario de forma desdoblada, hay gente que no está comiendo, hay padres de familia que no tienen trabajo, salarios que están muy por debajo con respecto a la canasta básica y comercios que cerraron sus puertas”, detalló.

En los tramos finales de su exposición, Vidal afirmó que “este es un llamado de atención y ha llegado el momento de que los sindicatos participen en las discusiones como lo hacen en otras provincias, donde tienen la posibilidad de meterse en la discusión con la sola finalidad de garantizar los puestos de trabajo a futuro».