River goleó 4 a 1 a Atlético Tucumán, pero no le alcanzó. El 0-3 en la ida lo dejó afuera de la Copa de la Superliga, aunque en el encuentro de vuelta tuvo una innumerable cantidad de situaciones para convertir el tanto que lo hubiera metido en semifinales.