Un acuerdo que baja apenas unos decibeles el escándalo causado por el libro atribuido al Papa Emérito Joseph Ratzinger, escrito a cuatro manos con el cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, fue anunciado por el Prefecto de la Casa Pontificia, arzobispo Georg Gaenswein. “Por indicación del Papa Emérito, pedí al cardenal Robert Sarah que quite el nombre de Benedicto XVI como coautor del libro 'Desde lo más profundo de nuestros corazones'".

Gaenswein, que es también secretario personal del Papa Emérito y reside en el convento de los jardines vaticanos donde vive Ratzinger, afirmó que “todo fue un equivoco” en torno a si el libro fue escrito o no a cuatro manos, como afirma el cardenal africano. “No se pone en duda la buena fue del Prefecto del Culto Divino”, agregó el arzobispo alemán.