El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezó una reunión en la Casa Rosada con intendentes del conurbano bonaerense enrolados en el Frente de Todos, con el objeto de coordinar junto con todos los niveles gubernamentales la aplicación del programa de Precios Cuidados en sus respectivos municipios.

Cafiero destacó durante el encuentro, realizado en el Salón de los Científicos, la importancia de “la experiencia” que tienen los jefes comunales y señaló que el gobierno nacional buscará “trabajar con los inspectores que tiene la provincia, y con los intendentes”.

Consideró que “la tecnología es clave” para el monitoreo del programa, al identificar como “una herramienta fundamental la aplicación para celulares de Precios Cuidados, que se hizo en tiempo récord pero que funciona muy bien”.

Por su parte, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, señaló que se trabajó “en las prioridades que tiene el gobierno nacional de cuidar el bolsillo de los argentinos, con el programa de Precios Cuidados, que viene a recomponer el poder adquisitivo de los vecinos, y las herramientas de control amigable que tenemos los intendentes y hay que poner en marcha para hacer realidad los acuerdos”.



Zabaleta comentó, luego de la reunión, que existe “un sistema de inspectores que tiene la secretaría de Comercio Interior de la Nación, el Ministerio de la Producción de la provincia de Buenos Aires, y también los intendentes, que van a salir a controlar que se cumpla con el acuerdo de Precios Cuidados”.

“En definitiva es lo que venimos haciendo los intendentes en estos cuatro años, que fue armar canastas populares locales, en cada distrito, ahora con el Estado Nacional", dijo Zabaleta, quien anticipó que pronto se convocará a jefes comunales de otros signos políticos, porque “hay que resolver entre todos el problema del hambre en la Argentina”.

“Si no hay control y participación, no sólo de los intendentes, sino además de nuestros concejos locales, de las unidades ejecutoras que creamos dentro del plan Argentina contra el Hambre, es muy complicado”, indicó, y enfatizó que se trata de “un compromiso, más que voluntad, para que la economía arranque, y que el consumo funcione”.

Si bien remarcó que se tratará de “controles amigables”, Zabaleta no descartó la aplicación de multas para quienes no respeten los acuerdos, e hizo hincapié en la interacción del plan con otros programas, como el de Lucha contra el Hambre, con la distribución de las tarjetas alimentarias que volcarán recursos para el consumo, y la orientación de las compras hacia los precios más favorables para los vecinos.

Por su parte, la intendente de Cañuelas, Marisa Fassi, destacó que se hizo foco en "seguir, en cuidar cada uno y en forma mancomunada entre la Nación, la provincia y los municipios, los precios como referencia para los vecinos que la están pasando mal" y consideró a esta política "una muestra más de que el presidente da los pasos pensando siempre en los que menos tienen”.

Acompañaron a Cafiero el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la secretaría de Comercio, Paula Español; el titular de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, Augusto Costa; y Miguel Cuberos, subsecretario General de Presidencia.

Además de Zabaleta y Fassi, asistieron al encuentro los intendentes Fernando Espinoza (La Matanza); Juan Andreotti (San Fernando); Mariano Cascallares (Almirante Brown); Federico De Achaval (Pilar); Fernando Gray (Esteban Echeverría); Nicolás Mantegazza (San Vicente); Gustavo Menéndez (Merlo); Fernando Moreira (General San Martín); Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas); Ariel Sujarchuck (Escobar); Blanca Cantero (Presidente Perón); Julio Zamora (Tigre) y el jefe de Gabinete de Ituzaingó, Pablo Descalzo.