La Salud Pública del Chaco está atravesando una delicada situación, reconocida incluso por el propio gobernador, Jorge Capitanich.

Falta de insumos y medicamentos, entre otras cuestiones, hacen que el panorama sea realmente crítico en algunos centros de salud y hospitales provinciales.

“La Salud Pública está así porque la corrupción sistemática de los últimos 12 años fue la responsable”, escribió el lunes el diputado radical, Alejandro Aradas en su cuenta de Facebook.

“Compraron lanchas, edificios con la plata del pueblo y nunca tuvo prioridad la Salud”, añadió, al tiempo que adjuntó varias imágenes en donde se ve pacientes acostados en bancos de madera y otros sectores del hospital Perrando en estado deplorable.

Si bien la semana pasada Capitanich reconoció que el sistema de salud “está colapsado, deteriorado y desestructurado”, y hasta fijó un plazo de 90 días para regularizar la situación, este martes le respondió a la oposición.

Dijo que fueron ellos (como aliados del gobierno de Mauricio Macri) quienes ayudaron a “destruir la economía” y por ende, a la Salud Pública. Asimismo, los responsabilizó de ajustar por primera vez en la historia al ministerio de Salud Pública de la Nación al quitarle rango ministerial y transformarlo en una secretaría.

“Todo lo que diga la oposición puede ser tomado en su propia contra porque ellos fueron quienes destruyeron la economía argentina y por consiguiente destruyeron la salud”, disparó Capitanich en declaraciones a Radio Provincia.

“Ellos no tienen autoridad moral porque fueron cómplices”, añadió al recordar que le quitaron jerarquía ministerial a la Salud Pública.

Además, recordó que la gestión de Cambiemos “destruyó el país” al duplicar la pobreza, arrojar a la quiebra a miles de PyMEs y al aumentar la pobreza e indigencia, incrementando exponencialmente la deuda externa.

“No hay ningún sanatorio que pueda funcionar con insumos y medicamentos dolarizados, con baja de salarios y aumento de la pobreza. Obviamente lo que se produce es un sistema de traslado de pacientes al sector público, y esto aumenta la demanda y también el costo de atención. Esto fue una acción premeditada del macrismo”, señaló Capitanich.

“La oposición lo que tiene que hacer es callarse la boca y mantener un silencio por un largo tiempo hasta que nosotros podamos recuperar al país del desastre que hicieron”, sentenció.