Las cartas están echadas y con las elecciones consumadas se empieza a jugar pensando en las nuevas autoridades de la Legislatura.
 
Es que ya con los resultados puestos en toda la provincia, la Unión Cívica Radical evaluará estrategias a seguir desde la Cámara de Diputados y dirigentes del partido ya plantean no votar el presidente del cuerpo legislativo que quiere Capitanich, lo que significaría restarle poder político.
 
Esto se da teniendo en cuenta que la ciudadanía vota diputados pero no autoridades de ese Poder del estado, algo que queda en manos de los propios legisladores.
 
Así las cosas, dirigentes radicales plantean votar a un diputado justicialista para que sea presidente, pero no votar el que propicie el gobernador electo que sería alguien de su riñón
 
En ese sentido, no ven con malos ojos elegir a alguien con quien ya han trabajado durante cuatro años, como lo es Elida Cuesta.
 
La nueva maniobra significaría, y así lo plantean esos mismos dirigentes de la UCR, una devolución de atenciones a Jorge Capitanich que, en 2007, cuando fue gobernador por primera vez pero con minoría en Diputados, impidió que Alicia Mastandrea, la elegida de la UCR para presidir el cuerpo, siga en la presidencia, mandando a votar a sus legisladores por el en aquel entonces radical Juan José Bergia para ese puesto.
 
De concretarse, se vendrán tiempos de nuevas disputas entre partidos pero también internas teniendo en cuenta que dentro del bloque del peronismo Elida Cuesta tiene legisladores que responden a su espacio político, por lo que un acuerdo con el bloque opositor la podría mantener otros dos años al frente de la Legislatura, pero también podría significar nuevas disputas con el sector de Capitanich.
 

COMENTÁ EN FACEBOOK: HACÉ CLICK ACÁ