El nombre de Ezequiel Ávila podría pasar desapercibido para gran parte de los futboleros de nuestro país. Sin demasiado rodaje en el fútbol vernáculo (jugó en Tiro Federal y San Lorenzo), el rosarino se fue a probar suerte a España y no defraudó. Tal es así que hoy suena como uno de los posibles reemplazantes del lesionado Luis Suárez en el Barcelona.