Ledesma produce limones desde hace más de 20 años en Jujuy y, acaba de comenzar un nuevo ciclo de cosecha en la región de Yungas.

En 2017 Ledesma inició un plan de expansión para el limón al incorporar progresivamente 200 hectáreas cultivadas, en el marco de un plan de inversión de la compañía con el objetivo de aumentar la producción industrial de aceite esencial en primer lugar, y luego, jugos concentrados. En tercera instancia, fruta fresca con destino de exportación.

Esta ampliación de hectáreas sembradas se realizó de la mano de la nueva planta de extracción de aceites esenciales en 2018. Además del personal para la planta, el trabajo en campo implica mayor ocupación de mano laboral. El programa de plantación culminó en este otoño.

Ledesma es uno de los principales exportadores de fruta fresca, principalmente de naranja valencia. También produce e industrializa pomelos, lo que la hace una de las pocas empresas del país con la producción integrada de estas tres especies cítricas.


El valor estratégico

Además de las nuevas plantaciones, en paralelo se instaló un sistema de riego de precisión (por goteo), con el objetivo de aprovechar racionalmente el agua y producir en armonía con el ambiente.

Ledesma invirtió en Jujuy 8 millones de dólares, que incluyen, además de las 200 hectáreas de plantaciones, una nave de extracción de aceites. 

Con su producción de frutas, jugos y aceites esenciales, Ledesma genera casi 2.500 empleos en las provincias de Jujuy y Salta.

Los aceites esenciales se utilizan para aromatizar fragancias y saborizar bebidas. 
En cuanto a la exportación, el principal destino es la Unión Europea (España, Holanda, Italia), y en menor proporción Rusia y Uruguay. En el mercado interno, Ledesma abastece a los clientes del Mercado Central y mercados periféricos del Gran Buenos Aires, y a distintos clientes y supermercados del interior del país.