El ex pediatra del Hospital Garrahan Ricardo Russo fue condenado este miércoles a 10 años de prisión e inhabilitación perpetua por producir, tener y facilitar la distribución de fotos y videos de explotación sexual infantil.

Tras la lectura del fallo, y en base al pedido de la fiscalía y la querella, se revocó la prisión domiciliaria y se resolvió que Russo quedara detenido. Este miércoles será trasladado a la comisaría de su domicilio (en el barrio River) donde se le realizará un chequeo físico. Luego será alojado en la Alcaidía de la Ciudad hasta que se resuelva dónde cumplirá la pena. Las opciones son las cárceles de Devoto, Marcos Paz o Ezeiza.