La calificadora de riesgos FixScr (filial de la agencia global FitchRatings) modificó desde "negativa" a "estable" las calificaciones de largo plazo de la provincia de Salta "debido a la consolidación del desempeño presupuestario en 2018, producto de una muy buena dinámica en los ingresos y una fuerte contención del gasto".

Fix estimó que "las mejoras registradas permitieron recomponer los niveles de liquidez y capacidad de pago de la provincia".

Durante este año, agregó el informe, "los márgenes registrarían una reducción, luego de un desempeño excepcional en 2018, pero convergerían a niveles compatibles con el rango de calificación". Salta revirtió el margen negativo de 2017 (-2,6%), y registró un 11,7% en 2018, mientras el Presupuesto 2019 estima alcanzar un margen del 9,4% "y Fix coincide con estas proyecciones", señala el informe.

"La notable mejora registrada en 2018, agregó, se debió al crecimiento de los ingresos operativos sensiblemente por encima de los gastos (43,8% vs. 23,8%)", dice.

Los ingresos fueron impulsados tanto por los de origen nacional como los propios, explicado por la suba en las alícuotas de ingresos brutos, y adicionalmente "registró una fuerte contención real del gasto salarial, por lo que Fix estima cierta recomposición en 2019, en el marco de un año electoral".

La agencia destacó la "menor presión de los servicios de deuda", ya que el resultado financiero positivo en 2018 "impactó en una importante mejora en la capacidad de pago".

Los servicios de deuda insumieron el 65,9% del margen operativo, nivel que estimamos se reduzca al 64% en 2019, precisó el informe. La mejora presupuestaria permitió a Salta no emitir deuda para cubrir sus necesidades de financiamiento durante el año pasado, y el Presupuesto 2019 estima alcanzar un resultado financiero equilibrado sin necesidad de recurrir al mercado de capitales.