Autoridades sanitarias de la provincia china de Hubei anunciaron este jueves (viernes en China) que se registraron otras 116 víctimas fatales por la epidemia de COVID-19 así como 4.823 nuevos casos de contagio, en su mayoría pacientes diagnosticados "clínicamente", sin exámenes de laboratorio.

Así, el total de muertos por la epidemia en China se elevó a 1.483. El jueves las mismas autoridades habían anunciado 242 muertos y más de 14.800 casos de contagio, después de modificar los criterios de conteo e incluir pacientes diagnosticados apenas con ayuda de radiografías de pulmón.