Una multitud con rostro joven, enojada pero festiva, con cacerolas y tambores, está en las calles desde el 21 de noviembre para exigir un cambio de norte al gobierno conservador que encabeza el presidente más joven en la historia reciente de Colombia, Iván Duque​.

"¡Nos tienen miedo/porque no tenemos miedo!", han gritado los manifestantes. El país de 48 millones de habitantes que nunca ha sido gobernado por la izquierda y que se precia de su estabilidad institucional y democrática, se subió a la ola del descontento popular que recorre Sudamérica.