El gerente del hospital Dr. Arturo Oñativia, Marcelo Nallar, confirmó ayer que en lo que va del año se hicieron cuatro trasplantes de riñón en este centro sanitario y que tres de ellos fueron el último fin de semana. El año pasado hubo 27 de estas cirugías.

El sábado pasado, un paciente proveniente de la provincia de Jujuy, con cobertura de Incluir Salud, recibió un riñón ablacionado a donante cadavérico, también de esta provincia.

El mismo día, otras dos personas fueron trasplantadas con órganos ablacionados a un donante cadavérico. Los receptores fueron una paciente de Metán y otro de Salta; ambos, de PAMI.

El equipo de profesionales del hospital Oñativia informó que los tres pacientes trasplantados presentaron buenas evoluciones.

En las operaciones intervinieron los cirujanos Raúl Pidoux, María Teresa Alochis, Ramiro Ocaña, Enrique D'Uva, Jorge Lauxman, Martín Licudis y Francisco Aguilar; los anestesiólogos Valeria Cistola y Julio Cardozo; los instrumentadores Salvia Salas y Juan Arroyo y los enfermeros Cecilia Ibarra, Analía Cárdenas, Flavia López, Carlos Corbalán, Karina Rodríguez, Jorgelina Peña y Marcelo Navarro.

Sobre la patología

La enfermedad renal aparece cuando los riñones dejan de filtrar y eliminar los desechos, minerales y fluidos de la sangre mediante la producción de orina.

Se convierte en enfermedad terminal cuando estos órganos han perdido alrededor del 90 por ciento de su capacidad para funcionar con normalidad. En ese momento, se acumulan niveles nocivos de líquido y desechos en el cuerpo, lo que provoca la insuficiencia renal.

Las personas que padecen esta enfermedad deben eliminar los desechos del torrente sanguíneo a través de una máquina, lo que se conoce como diálisis.

Nallar señaló que en el Oñativia se atiende a 103 personas en diálisis crónica, además de unas 20 que se dializan en forma aguda en la terapia intensiva.

Otros logros

Además de los trasplantes concretados en el hospital, el gerente señaló que durante su gestión se cuadruplicó la capacidad en Hemodiálisis y se abrieron 12 camas de terapia intensiva de alta complejidad. Se modernizaron todos los quirófanos y se abrió el servicio de genética. El médico reveló que se terminó de ejecutar el proyecto de un banco de tumores.