El presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici manifestó que entiende el enojo de los socios que se manifestaron en el estadio en protesta por la imposibilidad de lograr una entrada general al superclásico del sábado ante River Plate, pero advirtió que "en La Bombonera no hay nada que hacer" porque no se pueden habilitar todos los carnets para el partido.