Decenas de incendios asolaban este viernes el este de Australia, según los bomberos, que luchan con grandes dificultades para extinguir muchos fuegos al mismo tiempo.

En total, un centenar de incendios estaban en curso en las zonas rurales de los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland. Diecisiete de ellos, peligrosos, siguen fuera de control.