El SITRAPREN denunció, en forma pública, "los abusos y el destrato laboral sufridos por la compañera, que incluyen el cambio inconsulto e ilegítimo de su horario de trabajo, y que además la perjudica en lo económico, porque perdería el adicional del salario por turno vespertino que percibió en los últimos seis años."

Afirman, a través que un comunicado de prensa, que "todos los intentos de llegar a un acuerdo que evite ese atropello fueron rechazados en forma sistemática por la conducción de la radio, que además desconoció las audiencias de partes convocadas formalmente por la secretaría provincial de Trabajo."

"Esa conducta de la dirección de la radio pública se inscribe en una serie de hostilidades hacia los trabajadores que comenzaron hace ya más de dos años y que afectaron derechos establecidos por convenios vigentes en materia de licencias, vacaciones y turnos laborales", expresaron desde la Comisión Directiva del sindicato.

Sostienen que "no es mera casualidad que una línea de acción así de arbitraria se enmarque en el histórico manejo de la emisora como botín político del gobierno de turno, que elude sin explicación alguna la realización de concursos para cubrir los cargos de dirección."

Por último, manifestaron "su más enérgico rechazo a estas prácticas" y reclamaron que "Radio Nacional ponga fin a las persecuciones, respete los derechos laborales de los trabajadores y se preste al diálogo en el ámbito de la secretaría de Trabajo."