Luego de que el ministro de Salud provincial Roque Mascarello minimizara su protesta, los médicos de guardia del hospital Materno Infantil, nucleados en el gremio Aspromin, ratificaron que desde esta medianoche dejarán de prestar servicios. 

Ocurre que hace un mes presentaron su renuncia por la falta de actualización del valor de las horas de guardia y consideran que la situación no da para más. Son 40 médicos tocoginecólogos y obstetras. 

Al respecto, Justino Ustarez, vicepresidente de la asociación que nuclea a los profesionales, indicó en FM Profesional que desde la gerencia del nosocomio se convocó a los médicos de planta permanente para que cubran el servicio en la noche del jueves, pero "muchos están enfermos".