En el juego de los técnicos, Diego Osella vuelve al punto de partida. Se sentará en el mismo banco en el que estuvo hace cinco años y medio. Como Marcelo Gallardo en el de River, aunque con un recorrido diferente. La ficha de Osella se movió un poco más. De Colón fue a Olimpo de Bahía Blanca, siguió por Newell's, viajó al San Luis de Quillota (Chile), regresó al país para dirigir a Belgrano​, saltó a Melgar (Perú) y otra vez cayó en el casillero de Colón.

Pablo Lavallén también hizo gala del federalismo. Después de sus inicios en las Divisiones Inferiores de River, el ex defensor, nacido en la zona norte del conurbano bonaerense, empezó a recorrer el país: de 2014 para acá fue técnico de San Martín de San Juan, Atlético Tucumán​, Belgrano y Colón.