Después de la opulencia y el glamour de los Oscar, llegan los Premios Razzie, considerados su antítesis, ya que destacan lo peor del cine en todos sus rubros.

Este premio que, con humor, busca bajarle el estatus de estrellato a muchos artistas y a las grandes producciones de Hollywood, se entregaba históricamente un día antes de la gala de los Oscar.