El fin de marzo no serán días como cualquier otro para la Selección Argentina, deberá disputar dos partidos amistosos y serán los últimos antes de tener que ir a jugar una nueva Copa América a Brasil a partir del mes de junio. Venezuela y Marruecos serán los rivales en estos compromisos que se le vienen al combinado nacional. Una de las vueltas más importantes en la citación de Lionel Scaloni fue la de Ángel Di María que vuelve después de haber disputado el Mundial de Rusia.

El actual jugador del París Saint Germain habló con Líbero y dejó en claro lo que siente por el conjunto nacional: “Es una felicidad enorme vestir la camiseta de la Selección. Es algo único y tenía ganas de volver a estar y volver a formar parte del Grupo. Vestir la camiseta es lo máximo para todos los jugadores de fútbol.”

Además agregó: “Cuando uno va a la Selección es diferente, es muy difícil de explicar. Es único lo que se vive en el Hotel, en los partidos, en los Mundiales o Copa América y hasta en los entrenamientos es totalmente diferente al resto. Durante todo el año convivís con los mejores jugadores del planeta, jugás contra otros mejores pero no hay comparación posible con vestir esta camiseta."

Scaloni se había comunicado hace algunas semanas atrás con Ángel y así lo admitió el propio jugador: “Hable con Leo y me dio a entender que iba a ser parte de la Selección. Me dijo que me voy a tener que ganar el lugar. Los chicos que estuvieron están haciendo bien las cosas. Yo quiero estar ahí, dar lo mejor que tengo y pelear por un lugar en la Copa América. Había hablado también en anteriores convocatorias y me dijo que iba a citar a futbolistas jóvenes para probarlos. Igualmente no es la misma situación porque en aquella oportunidad estaba de entrenador interino.”