La comunidad educativa del establecimiento de calle Mitre al 700 está atravesando por duro momento. Docentes denuncian que la directora maltrata a todo el personal educativo, como también a los propios alumnos.

De acuerdo al relato de las propias maestras, la Sra. Lucía Bueno y la Sra. Graciela Soler amenazan al resto de las profesionales mediante actas y sumarios "injustificados". La directora como la vicedirectora maltrataría a las docentes tildándolas de "inútiles y sin formación", detallaron.

"El hostigamiento es permanente. No tenemos permitido compartir dialogo entre las propias compañeras porque dispusieron de cámaras por todo el edificio con sonido para controlar a las personas. El nivel de agresión es tan severo, que mucho del personal se encuentra actualmente en carpeta médica y psiquiátrica", manifestaron las docentes a este medio.

Pero eso no es todo, las "seños" explicaron que las máximas autoridades del establecimiento manejan a la institución a puertas cerradas. Nadie conoce la cantidad de plata que ingresa o a qué se destina todos los recursos. "Contrataron a una persona para que tapara la canaleta de la sala de profesores para sacar a los docentes de ahí y quitarles su lugar de descanso siendo que muchos almuerzan, porque tienen doble jornada y es el único lugar de descanso", agregaron.

Para finalizar, las trabajadores señalaron que todas estas irregularidades además de molestar al personal educativo, causaron una gran indignación en los padres de los alumnos. Para este año, las autoridades habrían decidido cobrar $3.000 la inscripción.