El pasado domingo 21 de abril pudo ocurrir una tragedia. Es que dos aviones estuvieron muy cerca de colisionar en el aire en el cielo de Buenos Aires, lo que originó la bronca del piloto de uno de ellos.

casi choque aviones.jpg

El hombre, que piloteaba un avión privado que iba desde Aeroparque hacia San Fernando, descargó su ira contra la torre de control porque la otra nave le había pasado "a 300 pies de diferencia".

"Estuvimos a 500 pies, por momentos a 300 pies de diferencia con el tránsito que nos sobrepasó de derecha a izquierda", explicó el piloto, a lo que la operadora le respondió: "La verdad tiene razón. Si lo tiene que hacer por escrito hágalo. Es la saturación que tenemos en este sector y en este trabajo en este momento".


Pero la bronca del piloto no cesó, y todo fue para peor: "La verdad es que son unos inútiles. Ese es el problema", lanzó el hombre. "¿Sí? Venga a decírmelo personalmente, por favor...Idiota", retrucaron desde la torre de control.