Los hermanos Galleguillos no paran de protagonizar hechos vergonzosos en las redes sociales. Desde aquella vez que hicieron el desafío viral "kiki Challenge" (bailar una canción popular bajándose de un auto en movimiento), desafío que en otros países, incluso, ya se registraron accidentes viales cuando automovilistas intentaron realizar el desafío. Los hermanos concejales, lejos de dar el ejemplo a sus representados, hicieron todo lo posible para ser criticados.

Ahora tienen una nueva adicción y es la de sumar seguidores. Ya no saben que más sortear. Parlantes, cervezas, juegos y otras cosas. Cuando uno entra a sus redes sociales no sabe si es una página de premios o de dos políticos. Lo que si se sabe es que en medio de todos esos posteos no hay un proyecto presentado ni un barrio recorrido para ver las necesidades del pueblo de Rosario de Lerma. 

¿Se tomarán como un juego la política?. Uno de los requisitos para ganar sus premios, entre tantos otros, es "mandar un video bailando Leña para el carbón". "Yo me pregunto: ¿hay tiempo para hacer estas ridiculeces siendo concejal de un municipio tan importante?", dijo Silvina, una vecina de Rosario.