Atrapante y por momentos hasta asfixiante es El cuidado de los otros, segundo largometraje de Mariano González (Los globos). Es un cuidado y laborioso estudio sobre la culpa, la lealtad, el azar o las vueltas de la vida, que le dicen, y has sobre la necesidad de sanar, de reparar lo herido o mal hecho.

Luisa (Sofía Gala Castiglione) es babysitter a tiempo partido. Cuando no cuida al pequeño Felipe trabaja en un taller de cerámica junto a su novio, Miguel (Mariano González, el realizador). Y un (mal) día, una mañana el chico se intoxica en su casa, su vida se pone en peligro de muerte y no por culpa de Luisa.