Facundo Pastén pelea por su vida en el terapia intensiva del hospital Marcial Quiroga, luego de recibir una descarga eléctrica que le quemó el 95% de su cuerpo y sus órganos. Su madre, Mabel Leguiza, dijo que ya perdió a su hijo y que sólo espera un milagro.

La mujer contó que el joven, de 23 años, estaba en la casa de la novia cuando ocurrió la tragedia. "Perdí a mi hijo y él le salvó la vida a un niño", sostuvo en la puerta del hospital en donde pasas sus días Mabel.

Demacrada y sin ganas de nada esta madre contó que no come, que no quiere ir a dormir y que estuvo buscando a los padres del pequeño que también sufrió quemaduras el pasado sábado en el asentamiento La Defensa, cuando Facundo le bajó un volantín que se enredó entre los cables de alta tensión, pero que todavía no logra dar con ellos.

Según el parte médico, Facundo Pastén medicamente está en la categoría "gran quemado" y el estado es grave. Sus tíos contaron a Canal 8 que la descarga nunca salió del cuerpo del joven por lo que tuvo serios daño también en sus órganos.