El Palacio de Buckingham anunció este domingo que el duque Felipe de Edimburgo decidió entregar de manera voluntaria su carnet de conducir tras una "cuidadosa consideración", después de sus últimos incidentes al volante.

Felipe, de 97 años, se encontraba al volante de su Land Rover cuando chocó el mes pasado con otro auto en una ruta cercana a la residencia privada de los reyes en Sandringham, en el condado de Norfolk, según el Palacio de Buckingham.

Mirá también

El duque salió ileso del accidente, aunque bastante conmocionado. La otra persona involucrada que iba conduciendo, una mujer de 28 años, sufrió cortes en una rodilla, mientras que una pasajera de 45 años que iba en ese coche y que transportaba a bordo a un bebé de nueve meses sufrió una fractura en una muñeca.

Mirá también

Felipe declaró que el sol había afectado su visión durante el accidente pero días después recibió una advertencia de la Policía luego de que fuera fotografiado mientras conducía, aparentemente sin cinturón de seguridad.