Mediante un decreto firmado el 2 de enero que se publicó hoy en el Boletín Oficial, el gobernador, Juan Manzur, aceptó la renuncia condicionada que había presentado en diciembre la fiscal Adriana Giannoni. Esto significa que, una vez que haya completado los trámites jubilatorios, la investigadora dejará sus funciones.

Sobre Giannoni pesa un pedido de juicio político, impulsado el mes pasado por la Fundación Mujeres X Mujeres. Allí cuestionan a la titular de la Fiscalía de Instrucción Especializada en Homicidios por ignorancia inexcusable y negligencia en el ejercicio de sus funciones y por incumplir en forma injustificada los deberes inherentes al cargo, informó La Gaceta.

El planteo se abrió a partir de una causa de Giannoni por un aborto de una menor realizado por médicos del Instituto de Maternidad. La fiscal puso la lupa sobre los médicos que atendieron a una menor, de 14 años, que había sido víctima de abuso sexual y quedó embarazada.

"Que por Convenio Complementario -Régimen de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Tucumán- celebrado entre el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), se prevé la figura de "Renuncia Condicionada" mientras se realizan los trámites para acceder a la jubilación", redactó el mandatario en el decreto publicado hoy, 20 días después de haber sido firmado.