Desde el Colegio de Escribanos de Salta advirtieron esta semana que las autorizaciones para menores que viajan por el país o al exterior que comenzó a emitir el Registro Civil, son de "dudosa validez". Desde el organismo salieron a contestarles. 

"Si uno va a un Registro Civil tiene que sacar un número, lo atenderá un empleado que no es Escribano ni Abogado que le pueda dar un buen asesoramiento porque no todos los casos son iguales", manifestó Paula Coll, de la comisión directiva de los profesionales. 

Luego, el titular del registro Matías Assenatto explicó que el objetivo de la entidad que encabeza es que los chicos puedan viajar y no persiguen un fin recaudatorio.

Detalló que se trata de una competencia recurrente que tiene el Registro Civil con los escribanos y jueces de paz, e incluso si la entidad provincial no lo cumpliera con ese punto sería algo contrario a su función pública.

En los primeros días que emitieron estas autorizaciones fueron la mayoría para personas carentes de recursos.