El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) firmó con la oficina local de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) un convenio tendiente a cooperar en la lucha para la erradicación del trabajo infantil en el sector.

Florencia Lance, especialista de la Dirección Nacional de Transferencia y Extensión del INTA, explicó que el convenio se enmarca en las acciones que realiza el organismo internacional para promover el trabajo decente.

"Ese concepto se basa en cuatro principios fundamentales: la libertad sindical, la erradicación del trabajo infantil, la eliminación de cualquier forma de discriminación y la supresión del trabajo forzoso", detalló Lance.

En ese contexto, agregó, está vigente un proyecto referido al trabajo infantil, en cuya erradicación hacia el año 2030, en todas las actividades, se comprometieron todos los países del mundo integrantes de la OIT.

Lance resaltó que "las estimaciones a partir de las encuestas realizadas por el gobierno nacional y el Indec muestran que en 2018 había más de 206.600 niños y niños de 6 a 15 años trabajando en zonas rurales de la Argentina", mientras en el trabajo adolescente (16 a 17 años) la cifra era de 85.000.