Por Gethin Chamberlain

En China cientos de chicos en edad escolar han sido reclutados para fabricar los dispositivos Alexa de Amazon, como parte de un intento controvertido y con frecuencia ilegal de alcanzar los objetivos de producción, según revelan los documentos que pudo considerar The Guardian.

Una serie de entrevistas con los trabajadores, además de la filtración de documentos del proveedor de Amazon ‘Foxconn’, muestran que a muchos de los chicos se les ha exigido trabajar durante la noche y horas extra para producir los dispositivos, transgrediendo las propias leyes laborales chinas.

De acuerdo con los documentos, los adolescentes —seleccionados de escuelas y universidades técnicas en la ciudad de Hengyang y sus alrededores— son denominados "pasantes", y la fábrica les paga a los profesores para acompañarlos.

Echo Dot de Amazon./ AP

Echo Dot de Amazon./ AP

Los profesores deben convencer a los alumnos reticentes para que acepten trabajar horas extra además de los turnos regulares. Algunos de los alumnos que fabrican los dispositivos de Amazon Echo, Echo Dot y Kindle han tenido que trabajar durante más de dos meses para que la fábrica alcanzara el nivel de empleados requerido durante el período de mayor intensidad productiva, según pudieron saber los investigadores.

Más de mil alumnos están trabajando ahora, de entre 16 y 18 años. Las fábricas chinas tienen permiso para emplear a estudiantes mayores de 16 años, pero no está permitido que trabajen de noche ni tampoco horas extra.

Foxconn admitió que los estudiantes habían sido usados de manera ilegal y dijo que estaba tomando medidas inmediatas para arreglar la situación. La empresa dijo en una declaración: “Hemos redoblado los controles y monitoreos del programa de pasantías con cada una de las escuelas asociadas, para asegurarnos de que bajo ninguna circunstancia se permita a pasantes trabajar horas extra ni en el turno de la noche.

Hubo casos en los que, por el mal control del equipo de administración local, esto ha ocurrido. Y aunque los pasantes involucrados recibieron la paga adicional asociada a estos turnos, esto no es aceptable y hemos tomado medidas inmediatas para asegurarnos de que esto no vuelva a repetirse.”

Sin embargo, la empresa defendió el empleo de niños en edad escolar, argumentando que “les da a los estudiantes, que legalmente ya tienen edad para trabajar, la oportunidad de obtener una experiencia práctica de trabajo y entrenamiento en una serie de áreas que les darán ventajas a la hora de encontrar trabajo tras su graduación”.

Foxconn dijo que aumentaría el número de empelados regulares y revisaría los salarios de manera inmediata. Un vocero de Amazon dijo que la compañía no iba a tolerar violaciones al código de conducta de proveedores, y que regularmente hacía evaluaciones sobre sus proveedores, con frecuencia usando auditores independientes para controlar cumplimiento y mejoras.

El Amazon Tap y Echo Dot./ AP

El Amazon Tap y Echo Dot./ AP

“Si encontramos transgresiones, tomamos las medidas apropiadas, como por ejemplo exigir una acción correctiva inmediata”, dijo el vocero. “Estamos investigando de manera urgente estas acusaciones y abordando el tema en conjunto con Foxconn en el nivel más alto. Una serie de equipos de especialistas ha llegado al lugar el día de ayer, para investigar la situación, y hemos empezado a hacer inspecciones semanales”.

Los adolescentes que hablaron con los investigadores dijeron que el trabajo en la fábrica no tiene relevancia para sus clases y que los han presionado para trabajar horas extra.

Xiao Fang (el nombre ha sido modificado para esta nota), de 17 años, empezó a trabajar en la empresa en la línea de producción de Amazon Echo, el mes pasado. Fang, que estudia programación, recibió la tarea de aplicar una membrana protectora a más o menos 3 mil Echo Dots por día.

Hablando con uno de los investigadores, ella dijo que al principio el profesor le había explicado que trabajaría ocho horas por día, cinco días a la semana, pero que al final terminaron siendo 10 horas por día (incluyendo dos horas extra) seis días a la semana.

“Las luces en los talleres son muy brillantes, por lo que hace mucho calor,” dijo. “Al principio no estaba muy acostumbrada a trabajar en la fábrica, y ahora, después de haber trabajado un mes, terminé adaptándome al trabajo, a mi pesar. Pero trabajar 10 horas por día, todos los días, es cansador.”

Una linea de producción en el complejo de Foxconn./ AP

Una linea de producción en el complejo de Foxconn./ AP

“Intenté decirle al administrador de mi línea de producción que no quería trabajar horas extra. Pero el administrador se lo comunicó a mi profesor y el profesor dijo que si no quería trabajar horas extra, no podía hacer la pasantía en Foxconn y que eso afectaría mi graduación y mi aplicación a becas de estudio. No tenía otra opción, sólo me quedaba soportar lo que me estaba pasando”.

Según los documentos, los administradores de Foxconn necesitan a los estudiantes, que mayormente se quedan en los dormitorios de la fábrica para trabajar horas extra y que la fábrica alcance los objetivos de producción; los que se niegan son expulsados de la fábrica, descubrieron los investigadores.

Un documento declara: “Los estudiantes pasantes que no trabajan horas extra no sólo afectan los objetivos de producción sino también su voluntad de trabajo. Los pasantes deben trabajar horas extra”.

Los documentos fueron filtrados a un grupo de derechos laborales llamado China Labor Watch, y compartidos luego a The Guardian. Muestran cómo la fábrica ha acudido a los chicos para cubrir los baches, luego de intentos fallidos para reclutar personal regular.

Uno de los documentos describe cómo la fábrica necesita aproximadamente 7 mil trabajadores para la producción desde abril hasta octubre, pero que sólo consigue reclutar 30 trabajadores por semana y que necesita contratar trabajadores temporarios y pasantes para alcanzar sus objetivos.

Los pasantes pueden llegar a representar el 15% de la fuerza de trabajo. “Para compensar la escasez de fuerza de trabajo y bajar los costos de las contrataciones, nos gustaría cooperar con escuelas locales para reclutar a estudiantes como pasantes”, decía uno de los documentos antes de enumerar las ventajas de reclutar estudiantes de secundario.

“El bajo costo del trabajo permite contratar una gran masa de trabajadores a la vez, permitiendo reasignar trabajadores adicionales a otras posiciones, y hace más fácil la habilidad para aprender cosas nuevas”.

Diez horas de trabajo: 2,33 dólares

Los documentos de la empresa muestran que Foxconn paga a los pasantes un total de 16,54 renminbi por hora (equivalente a 2,33 dólares), incluyendo las horas extra y otros agregados. El salario básico es de 1,42 dólares la hora.

Los trabajadores temporarios de experiencia le cuestan a la empresa 20,28 renminbi (2,88 dólares) por hora.

Los documentos también muestran que Foxconn ha recortado los honorarios para los pasantes desde el año pasado. La fábrica le paga a las escuelas 500 renminbi (70,99 dólares) por mes por cada alumno que participa.

Uno de los documentos de la empresa muestra acuerdos con cuatro escuelas con el objetivo de ofrecer un total de 900 alumnos para trabajar en la fábrica, aunque otros documentos esbozan el proyecto de reclutar hasta 1.800 pasantes este año.

Foto sin datar de un técnico en una línea de producción en Foxconn. / AFP archivo

Foto sin datar de un técnico en una línea de producción en Foxconn. / AFP archivo

Los documentos de Foxconn muestran que la empresa se había resistido a contratar alumnos como trabajadores, pero que luego determinó que los beneficios eran más importantes que los riesgos.

Unos apuntes del 25 de julio de este año, sobre una reunión para evaluar la política de contratación de pasantes, revelan que sin los estudiantes la fábrica no podría cumplir con los objetivos de producción. En la reunión se dijo que los estudiantes eran más baratos que los trabajadores temporarios, que la fábrica también emplea en los períodos de más intensidad productiva como alternativa a la contratación de empleados permanentes.

Además se dijo que algunos chicos se resistían a trabajar de noche y horas extra, y que era necesario que los profesores intervinieran.

“Los líderes del turno noche tendrían que evaluar a los pasantes y a los profesores con mayor frecuencia, y hacer informes de cualquier situación anormal, con el propósito de que los profesores puedan persuadir a los estudiantes para que trabajen en el turno noche y horas extra”.

Si los chicos seguían resistiéndose a trabajar de noche y horas extra, en la reunión se dijo que los profesores debían mandar una carta de despido.

La reunión de contratación de estudiantes pasantes, en la que participaron empleados de la línea de producción Echo, el departamento de control de producción y el departamento de recursos humanos, llegó a un acuerdo para contratar a estudiantes trabajadores a gran escala.

“Se recomendó contratar estudiantes trabajadores para resolver la escasez de empleados durante la temporada de mayor intensidad productiva”, dice un registro de la reunión.

Amazon llegó a un acuerdo con Foxconn en 2017 para agregar 15 nuevas líneas de producción a la fábrica, y contratar miles de nuevos empleados para aumentar la producción de los dispositivos Echo, Echo Dot y Kindle. Pero el año pasado The Observer reveló cómo la fábrica estaba usando más trabajadores temporarios de lo que la ley china permite, durante los meses de mayor actividad, para evitar contratar personal regular. Muchos trabajaban horas extra, mucho más de lo permitido, 36 horas por extra mes.

Amazon admitió que auditores independientes habían identificado zonas de preocupación en la fábrica.

Foxconn prometió reducir su dependencia en personal temporario y dijo que los trabajadores temporarios tendría la oportunidad de convertirse en empleados regulares.

Comentando las últimas revelaciones, Li Quiang, director ejecutivo de China Labor Watch, pidió que Amazon y Foxconn permitieran una evaluación independiente para investigar las condiciones de trabajo y prevenir transgresiones a la ley laboral.

“Sólo cuando una empresa permite que una parte no involucrada evalúe las condiciones de trabajo, es posible abordar de manera efectiva el problema de la violación de derechos en la fábrica”, dijo.

“Contratar grandes cantidades de trabajadores temporarios y obligar a los estudiantes a trabajar horas extra y en turnos de noche es ilegal, y Foxconn lo sabe perfectamente. Sin embargo, porque aumenta sus ganancias, continuarán contratando trabajadores temporarios y pasantes”.

Los documentos filtrados revelan también que Foxconn se ha visto afectada por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, con aumentos en el costo de las materias primas y la pérdida de algunos encargos"