Ricardo Centurión es uno de los futbolistas más talentosos del medio local. Más allá de que no pudo completar grandes experiencias durante sus dos pasos por el fútbol europeo, su calidad le sobra para brillar en el fútbol nacional. Sin embargo, sus distintos problemas extra futbolísticos han sido una constante en su carrera como profesional y en la jornada de ayer volvió a protagonizar un nuevo episodio de este estilo.

Es que en el duelo jugado en el estadio Monumental entre River y Racing, el futbolista de la Academia protagonizó otro incidente. Esta vez fue con su propio entrenador, Eduardo Coudet, quien estaba dando indicaciones a Ricky para que ingrese en el clásico. El exjugador del San Pablo lucía molesto por ingresar tarde en el partido y empujó al director técnico ante la mirada de todos los presentes.

Hoy, después de la derrota y de que el incidente fuera reproducido por distintos medios, el jugador del club de Avellaneda compartió una publicación en su cuenta de Instagram. "Los hombres no se hacen a partir de victorias fáciles, sino en base a grandes derrotas",  publicó el futbolista con pasado en Boca.

Lo cierto, es que Ricardo Centurión fue apartado del plantel profesional luego de este incidente. Desde mañana, y por tiempo indeterminado, se entrenará junto con la Reserva de la Academia. Por lo pronto, se perderá el choque ante Corinthians del próximo jueves por la primera fase de la Copa Sudamericana.

Tras este episodio, el jugador de la Academia tiene un futuro incierto. Es que Coudet, quien lo respaldó en repetidas oportunidades, parece haberle quitado toda su confianza con la decisión de separarlo del plantel profesional. Esta medida también complica a la dirigencia que en caso de querer vender al jugador no podrá hacerlo por cifras mayores a las que lo compró.