La Unión Cívica Radical, en este contexto electoral, se encuentra en una disyuntiva. Juan Manuel Casella, dirigente del partido en cuestión, comentó que el radicalismo decidió integrar una coalición electoral exitosa porque ganó las elecciones, pero para gobernar, el radicalismo no fue convocado.

En el programa televisivo Animales Sueltos, varios dirigentes del partido radical dieron su opinión respecto a su alianza con Cambiemos, que en los últimos meses se tornó muy tensa. Para Casella, la UCR fue la que le dio el triunfo a Cambiemos en Córdoba. Pero, el núcleo duro del radicalismo se sintió relegado de sus funciones durante la gestión de Mauricio Macri.

“Cualquier coalición de Gobierno decide una toma de decisión conjunta, eso no se planteó en la Convención Radical”, explicó. El periodista Maximiliano Montenegro se sumó a los comentarios del dirigente radical y destacó que Macri no quería que se lo relacionara con la gestión fallida de De La Rúa al consultar con los radicales sobre el rumbo económico y político de Argentina.

Casella, afinó su análisis y dijo: “El PRO nace para reemplazar a la vieja política, y nosotros éramos la vieja política, había una contradicción inicial, alimentado por el discurso de Durán Barba”. Además de responsabilizar al círculo cercano de Mauricio Macri de relegar los representantes del radicalismo dentro de Cambiemos, hizo un mea culpa. “El radicalismo no hizo la presión necesaria para participar del Gobierno”, manifestó y agregó en clave de campaña política: “Lo grave es que no se tomaron los aportes del radicalismo. La UCR no pudo aportar lo que sabe”.

Para Casella, la política incluye las elecciones, pero no se limita a los resultados electorales. La Unión Cívica Radical forma parte de la sociedad argentina. “En Córdoba, Macri ganó por el aparato de la UCR. El peor error de la UCR es no haber aportado lo que sabe de política”, volvió a remarcar.

En cuanto a las elecciones que se acercan, el representante del radicalismo explicó que los candidatos de la grieta están muy parejos. “La tendencia hoy favorece a Cristina, faltan 6 meses y pueden pasar muchas cosas”, aseveró. Por otra parte, comentó que la estrategia de Mauricio Macri de nombrar constantemente a Cristina Fernández de Kirchner ya no está siendo efectiva. “Eso es insuficiente porque en un momento la gente se enoja porque la está pasando mal y no se asustan tanto del pasado”, planteó.

“Si gana Macri estamos condenados al ajuste permanente, pero si gana CFK es peor porque queda consagrada la impunidad”, vaticinó Casella. La postura de la Unión Cívica Radical demuestra estar fuera de esa dicotomía y, de cara a las elecciones busca ser una tercera opción, que puede estar dentro de Cambiemos.

“Puede ser una tercera opción que Cambiemos se puede adherir o no. El propio presidente deberá repensar lo que quiere hacer, por el electorado. La candidatura de Macri se viene debilitando”, amenazó.