El rey sueco Carlos Gustavo decidió quitarle el título real a cinco de sus nietos, que se convertirán en ciudadanos comunes. Se trata de los tres hijos de la princesa Madeleine y Chris O'Neill y los dos del príncipe Carlos Felipe y su esposa, la princesa Sofía. 

De esta manera, la realeza sueca, compuesta por sus tres hijos y siete nietos, reduce al mínimo su número de integrantes. Los menores que pierden el estatus real tienen entre uno y cinco años. 

La decisión de la casa real sueca implica que, por un lado, ya no tendrán deberes reales que realizar y ya no recibirán contribuciones anuales de ciudadanos o prerrogativas reales, pero por el otro podrán disponer libremente de sus vidas. Los cinco nietos del rey Carlos XVI Gustavo continuarán con los títulos de duque y duquesa, para ser miembros de la familia real.

Mirá también

"Su majestad el rey decidió hacer modificaciones en la Casa Real. El propósito de estos cambios -está escrito en el comunicado- es aquel de establecer qué miembros de la Familia Real pueden llevar a cabo tareas oficiales o relacionadas con la función del Jefe de Estado", se informó en un comunicado.

El experto de casas reales Roger Lundgren le dijo a la cadena BBC que la decisión se tomó después del aumento en el número de integrantes de la monarquía sueca. Motivo por el cual, hace unos años, "el Parlamento anunció que iniciaría una revisión de algunos principios relativos a la monarquía. Entre ellos, el tamaño de la familia".

Fuente agencias.