Marcelo Gallardo ya se metió entre los tres máximos ídolos de la historia de River. El entrenador del Millonario es uno de los hombres más importantes que ha pasado por la institución de Núñez. De por sí, es el único que consiguió conquistar la Copa Libertadores de América como jugador y entrenador, por lo que tuvo participación directa en tres de los cuatro certámenes locales conseguidos por el elenco de Núñez.

Sin embargo, los más chicos lo sienten como el único emblema del club. Es que bajo su conducción, River dejó atrás los fantasmas del pasado y cambió hasta su mentalidad. Desde su llegada al Millo, sus dirigidos se hicieron fuertes en las distintas competencias internacionales que les tocó afrontar, más allá de la calidad del plantel de ese momento.

El fanatismo de los hinchas quedó demostrado en Uruguay. Un centenar de fanáticos del Millo que se encuentran en Punta del Este se acercaron hasta el entrenamiento de River en el Complejo de Solanas para pedir autógrafos y fotos a sus ídolos. Como no podía ser de otra manera, el más solicitado fue Marcelo Gallardo quien tuvo la gentileza de pararse y atender el pedido de cada uno de los fanáticos.

Sin embargo, hubo un hincha más que especial. Es que un nene rompió el llanto al tener cara a cara a su ídolo mientras le firmaba su camiseta de River. Este gesto conmovió a Gallardo que decidió cargar en sus brazos al nene que se encontraba sobre los hombros de su padre. El Muñeco le dijo algunas palabras y hasta se sacó una foto con el niño que no paró de abrazarlo en todo momento.

Después de eso, Gallardo continuó firmando autógrafos y sacándose fotos con los hinchas que se agolparon en  el entrenamiento sabiendo que es uno de los últimos días del plantel en Punta del Este. Es que debido a las inclemencias del tiempo, las canchas no se encuentran en buen estado y el cuerpo técnico decidió continuar con la preparación en Buenos Aires de cara a lo que será un exigente semestre.