El norte provincial sufrió, en menor medida que Villa Mercedes, el paso de una tormenta que tuvo todo lo que pronosticaban: lluvia, fuertes vientos, granizo y mucha actividad eléctrica. “San Francisco fue la localidad más afectada del departamento Ayacucho el lunes a la tarde. En el pueblo volaron los techos de tres viviendas y cayeron árboles”, indicó el comisario inspector Sergio Elizondo. El intendente Jeremías Vivas dijo que el servicio de energía eléctrica se irá normalizando con el paso de las horas.

 

 

 

“La tormenta afectó a Luján y a Quines, donde se registraron los mismos daños, pero no volaron techos. Además entre Quines y Candelaria cayó una gran parte de la estructura de la desmotadora de algodón, quedó destruida”, contó el periodista Daniel Paez Oros, quien conduce el programa radial “Buen día ciudad” que se emite por FM Ciudad de la localidad.