El juicio que se realiza en La Rioja contra el imputado Patricio Pioli, acusado de coacción y lesiones leves (mediáticamente conocido como "pornovenganza"), tuvo en su segunda jornada un desenlace inesperado cuando este martes el juez Jorge Chamía levantó la sesión: "La audiencia se suspende y el juicio queda en stand by luego de que la defensa haya pedido la recusación del juez".

El abogado Juan Carlos Pagotto, que defendió -entre otros- al ex jefe del Ejército, César Milani, comenzó la audiencia del martes solicitando la recusación del juez Chamía, por considerarlo parcial, en favor de la querellante Paula Sánchez Frega. El mismo Chamía, o un juez suplente, deberá resolver si se le da lugar a dicha petición en el plazo máximo de diez días hábiles. Si se acepta el pedido de recusación, el juicio empezaría desde cero.