(ANSA) - El papa Francisco sostuvo que el triunfalismo "trata de acercar las metas por medio de falsos compromisos" y exhortó a combatirlo. "Una forma sutil de triunfalismo es la mundanidad espiritual, que es el mayor peligro, la tentación más pérfida que amenaza a la Iglesia. Jesús la destruyó con su pasión", afirmó el pontífice en la misa del Domingo de Ramos.

Agregó que "Jesús nos muestra como afrontar los momentos difíciles y las tentaciones más insidiosas, guardando en el corazón una paz que no es desapego, no es impasibilidad o superioridad, sino abandono confiado al Padre y a su voluntad de salvación, de vida, de misericordia".

Según Jorge Bergoglio, el triunfalismo vive de gestos y de palabras que, sin embargo, no han pasado por el crisol de la cruz; se alimenta del enfrentamiento con los otros, juzgándolos siempre peores, defectuosos, fallidos...", concluyó.

Benedicto XVI

El cardenal Gerhard Mueller, ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y curador de las obras completas de Benedicto XVI, alabó hoy el documento publicado por el Papa emérito acerca de la conexión entre la pedofilia y la revolución sexual de 1968.

"Benedicto XVI no se mete en el gobierno actual de la Iglesia, pero no está obligado a quedarse callado", dijo Mueller en entrevista con Stanze Vaticane, de la red TgCom24. "Él es obispo y tiene una importancia teológica, una experiencia de 50 años y otorga sus explicaciones. Para mí hizo un óptimo análisis del problema de la pedofilia, mejor que otras explicaciones. Debemos aprender todos de este gran documento para superar la crisis de los abusos contra menores que es una verdadera humillación de la Iglesia", sostuvo. Acerca de la salud de Joseph Ratzinger, Mueller dijo que se encuentra "relativamente bien para una persona de 92 años".

"Pero, sobre todo, es lúcido en sus pensamientos y en sus razonamientos, como hemos visto en este documento, que es un buen servicio para la fe de la Iglesia", subrayó.

Agregó que "aquellos que dicen que Benedicto debe quedarse callado no recuerdan que Francisco hizo muchas entrevistas con Eugenio Scalfari, que es ignorante de la teología. Benedicto es un gigante de la teología, es una figura que tiene muchos méritos para la Iglesia". Mueller invitó, además, a no comparar a los dos Papas.

"Para un verdadero católico está absolutamente claro que esto no es posible, cada uno es distinto del otro, tiene su visión de servir a la Iglesia en la sucesión, tenemos un solo Papa, Francisco. Y Benedicto ya no es Papa de la sucesión. Ambos colaboran y se aconsejan", concluyó.