ESTADOS UNIDOS, Nueva York.- Un juez del Tribunal Supremo de Manhattan, Michael Katz, acusó a las dos partes por no haber hecho "progreso alguno en dirección a un muto acuerdo de separación de bienes”. "Creo que vamos a llevar este caso a un juicio largo y desagradable, pero que así sea", insistió Katz. El procedimiento se ha vuelto tan mezquino que Giuliani acusó a Nathan de no haberle revelado una cuenta bancaria de solamente 100 dólares.

Rudolf Giuliani, 74 años, actualmente abogado personal del presidente Donald Trump, fue regañado por Katz en un momento dado después de una serie de arrebatos, incluso llamando “una mi….” a uno de los comentarios de su tercera esposa. "Señor Giuliani, no interrumpa el procedimiento, ¡esto no es un circo!", dijo el irritado juez.

Las partes, a través de sus costosos abogados, lanzaron acusaciones de un lado a otro, incluyendo el hecho de que Nathan supuestamente acosó a su esposo en un club. La abogada de Giuliani, Lisa Zeiderman, aseguró que Nathan se acercó en el “Emerald Dunes Golf Club” en West Palm Beach, Florida, y le tomó una fotografía cuando el ex alcalde compraba regalos para la hija de su nueva novia.

Giuliani también fue culpado por no haber pagado la cuenta del hogar de ancianos de la madre de Nathan, lo que se le ordenó que hiciera. "Las facturas nunca me llegan", murmuró. "¡Maldita sea!".

El juez llegó al punto de ebullición cuando Nathan se quejó de los gastos de mantenimiento de su casa y de que "¡llevo un año viviendo sin cocina!". "Realmente no estoy interesado en gestionar la renovación de una cocina", respondió el juez.

Los Giuliani están luchando por millones de dólares y múltiples propiedades, en Los Hamptons, Manhattan y Florida. Cada cónyuge reporta un presupuesto mensual de más de 230,000 dólares.

La ruptura del matrimonio fue provocada por el romance de Giuliani con la Dra. Maria Rosa Ryan, a quien estaba apoyando financieramente. La pareja solicitó el divorcio después de 15 años de matrimonio. Pero, Nathan insiste en mantener su famoso nombre y lo remarcó a un reportero que la llamó "Señora Nathan"… Ella respondió: "Giuliani es mi apellido".