Es considerado uno de los periodistas más serios de la televisión. Ni bien se incorporó al programa que conduce Pamela David, Pamela a la tarde, Facundo Pastor logró acercarse más al público. Ahora, conecta con los televidentes. Si bien sigue dando la noticia de manera hiper correcta, se anima -de vez en cuando- a abrir la puerta de su intimidad.

 

 

Una de sus compañeras en el programa, Soledad Larghi, mandó al frente a su colega. ¿Qué dijo? Reveló que Facundo no puede ducharse en silencio. “¿Es cierto que no te gusta bañarte solo y le pedís a tu mujer que te vaya a hablar? ¿Lo hacés porque te sentís solo cuando te bañás?”, indagó Sole.

 

 

El periodista de policiales, rápidamente, se puso colorado. Acto siguiente, no tuvo más remedio que hacer una insólita confesión: "Yo declaré una vez que si yo me estoy bañando solo, no es algo que me guste mucho. Si de repente está mi mujer en mi casa, la llamo para charlar mientras me estoy bañando”.

 

 

Sus colegas le preguntaron el por qué de esta manía, ¿tiene miedo? Lejos de dejar el tema ahí, Facundo cerró: "No sé si la palabra es miedo. Me baño con radio y también tengo tele en la ducha. O sino muchas veces me he bañado con el celular en altavoz hablando con alguien”.

 

 

 

 

 

¿Quién lo diría?

 

 

 

Por Agustina Rinaldi