Luego de varios idas y vueltas, la Carpa del Pujllay y Carpa Carnaval del Diablo organizaron su primer baile juntos en este 2019, pero lo hicieron sin estar del todo habilitadas. 

Y es que este fin comercial, desobedeció a lo que había afirmado el intendente de Vaqueros, Daniel Moreno"No habría ninguna carpa, debido a la falta de seguridad y la violencia que estas conlleva".

Cabe aclarar que éste capricho de los empresarios, está totalmente prohibido. Ya que según la Policía de la Provincia de Salta estas carpas son muy peligrosas, debido a los graves antecedentes vandálicos que existieron durante muchos años: peleas callejeras, robos, portación de armas, ingreso de menores, excesivo consumo de alcohol, etc.

Falta ver que sucederá en los próximos días, ya que varios vecinos afirmaron que se presentarán en la intendencia para exigirle a Daniel Moreno que cumpla con su palabra y suspenda esta "fiesta", antes de que empiecen a aparecer alguna víctima de las que siempre hay en este tipo de carpas.