En la jornada de ayer una noticia sacudió por unos instantes el mundo albiazul. Y es que, a través de su cuenta de Twitter, el periodista Juan Pablo Varsky manifestó que “clubes de la Superliga están siendo observados por cheques rechazados por carecer de fondos en la última parte de 2018, entre ellos Gimnasia, con un total en diciembre equivalente a 737.202 pesos”.

Ante esto, la institución de calle 4 no dudó en emitir un comunicado oficial en el que explicó dicha situación: “Cumplimos en informar que las cuentas bancarias sufrieron un embargo en los últimos días de diciembre. Esto originó trastornos operativos en el pago de cheques emitidos a proveedores habituales. Dicho embargo tiene que ver con un reclamo que el Club le realiza a la firma Liderar S.A. por la falta de pago en la esponsorización de la camiseta del plantel en 2018. A su vez, Liderar inició un juicio ejecutivo por la falta de pago de la ART que debía compensarse con el pago que ellos mismos realizaban por dicha esponsorización. Es así como entonces la Compañía pidió el embargo de nuestras cuentas como medida cautelar. El Club ofreció, en sustitución de dicha medida, un seguro de caución por el monto. La jueza de la causa aceptó la caución y dio traslado a Liderar. Lamentablemente, por los feriados y la feria judicial, no alcanzó el tiempo para que la medida quedara firme, venciéndose el plazo el lunes pasado a las 12 hs. El club está operando sobre las cifras embargadas con normalidad y no tiene deuda con el plantel y no está siendo observado por la SAF como se ha señalado, ratificado esto por su gerente administrativo y su gerente fiananciero que están al tanto del tema”, explicaron desde calle 4.