La historia conmovió a miles de salteños. El martes pasado, mientras muchos celebraban el Día de la Independencia, una vecina halló en un descampado de barrio Palermo a un bebito abandonado. Tenía pocas horas de vida y estaba con hipotermia. Casi 24 horas después, apareció la madre. 

Según trascendió, una mujer que pasaba por el lugar, lo escuchó llorar. Cuando se acercó, lo encontró ensangrentado y envuelto en una manta.

Inmediatamente dio aviso a la policía y por medios propios los trasladó a un centro de salud. Allí personal médico le diagnosticó principio de hipotermia.

Según indicaron fuentes policiales, encontraron a la madre durante la mañana del miércoles 10 de julio. Sería una adolescente y el caso está a cargo de la Fiscalia de Graves Atentados contra las Personas 2 dependiente de la Dra. Brandán. 

El médico del Hospital Público Materno Infantil, Mario Del Barco, reveló parte de la charla que tuvo con la joven madre. Sin dar datos -por reserva- dijo que se trata de una chica en situación de grave vulnerabilidad, que se encuentra deprimida y arrepentida de haber dejado de esa manera al bebito. 

Tanto la madre como el niño se encuentran en recuperación en el nosocomio de zona norte.