Como si fuera un francotirador, Lautaro Martínez desenfundó el arma en el estadio Alamodome de San Antonio, Estados Unidos, calibró la mira y sacó tres disparos certeros que liquidaron a México en apenas 45'. Así, con un hat-trick histórico, a pura técnica, potencia y eficacia, el delantero se sigue afirmando en la Selección Argentina y continúa siendo el máximo artillero de la era Lionel Scaloni.

Mirá también
Lautaro Martínez define ante la salida de Ochoa. Una noche mágica del 9. Foto: Tato Pagano / prensa AFA.

Lautaro Martínez define ante la salida de Ochoa. Una noche mágica del 9. Foto: Tato Pagano / prensa AFA.

El Toro, más embravecido que nunca, salió a llevarse por delante a los defensores de México, los terminó volviendo locos y el primero llegó a los 17'. El ex Racing aceleró desde tres cuartos de cancha, se metió en el área, enganchó con una triple marca encima y sacó un zurdazo impecable. 1-0 y el show de Lautaro recién estaba empezando.

Mirá también

A los 22', fue a presionar la salida del equipo del Tata Martino, la pelota le rebotó y le quedó servida a Exequiel Palacios. Martínez le marcó la diagonal, el volante de River se lució con un pase exquisito y el ex Racing (picó habilitado), volvió a definir de zurda ante la salida de Memo Ochoa. Por último, a los 39', llegó el tercero, ése que le permitió coronar una noche inolvidable y llevarse la pelota en el entretiempo porque estaba decidido de antemano que le tenía que dejar su lugar en la segunda etapa a Paulo Dybala.

Mirá también

¿Cómo fue la jugada? Palacios la peleó en la mitad de la cancha y Lautaro, utilizando al máximo su fortaleza física, aprovechó las dudas de Araujo para sacarle la pelota y convertir con un latigazo de derecha. Como si fuera poco, el intratable punta del Inter de Italia también forzó la mano de Carlos Salcedo dentro del área: el árbitro cobró penal y Leandro Paredes lo cambió por gol. 

Mirá también

Más allá de la ausencia de Sergio Agüero, Lautaro Martínez no para de aprovechar cada una de las oportunidades que le dan. En los 13 partidos que disputó en lo que va del ciclo de Scaloni, hizo nueve tantos y es la principal carta goleadora del entrenador. Con apenas 22 años, el mismo número que luce en su espalda, el Toro disfruta de su presente sabiendo que tiene un enorme futuro.

Mirá también

"Estoy emocionado por un lado y también feliz. Hice un gran sacrificio para poder estar acá. No todos los días uno se pone esta camiseta y hace tres goles. Hemos vivido muchas cosas duras, mi familia lo sabe y les dedico los goles a ellos", aseguró. Y luego, con la pelota todavía debajo del brazo, sentenció: "Es difícil llegar hasta acá, hay que trabajar duro. Son cosas que por ahí no se ven, pero cuesta mantenerse porque hay jugadores de mucha jerarquía. Estoy feliz y agradecido a mis compañeros y al cuerpo técnico. Ojalá sigamos por este camino".

Lautaro tuvo una noche inolvidable. AFP.

Lautaro tuvo una noche inolvidable. AFP.