Pasaron 28 años de la muerte del exgobernador de Salta Roberto Romero. Su recuerdo, no obstante, permanece intacto entre muchos vecinos, dirigentes barriales, políticos, empresarios, periodistas y personalidades de la cultura. Fue un hombre que marcó un nuevo rumbo en Salta. Y hoy, desde las 10, las puertas del complejo editorial de El Tribuno se abrirán para recibir a aquellas personas que quieran participar del homenaje.

Roberto Romero fue de esos hombres que dejó un multilegado para la provincia por su visión transversal y disruptiva, sellada con una impronta de sensibilidad social.

Al acto asistirá la intendenta de la capital salteña, Bettina Romero. Néstor Quintana, reconocido periodista salteño, será el encargado de dar el discurso. En 1983, Roberto Romero asumió como gobernador de Salta, luego de los años más oscuros de la historia argentina por la dictadura. Romero encaró un nuevo tiempo democrático, un valor que marcó su carrera política. Durante su gestión, apuntó al desarrollo, a dotar a Salta de infraestructura y, en especial, a atender las necesidades de los salteños en salud, vivienda y educación.

En su agenda el interior tuvo un fuerte peso. Hoy será una oportunidad para recordarlo.