Edesal estimó que el servicio eléctrico se normalizará esta tarde en un 50% en el barrio San Antonio y un 70% en La Ribera.

 

Desde las primeras horas de este martes, distintos equipos de trabajo de la Municipalidad de Villa Mercedes continúan con el relevamiento de los sectores más afectados por la tormenta de la tarde de ayer. Asistiendo, además, a las familias que sufrieron veladuras de techos u otros daños por las ráfagas de más de 90 kilómetros por hora.

Las zonas de la ciudad más perjudicadas fueron las comprendidas entre los barrios San Antonio, el Parque La Pedrera y el complejo habitacional La Ribera. Trabajadores de la Municipalidad se encargan de la reparación de techos de las viviendas, mientras que San Luis Solidario se ocupa de eliminar los árboles caídos en la vía pública.

 

 

La Comuna informó que en el Salón Azul del edificio municipal, el intendente Maximiliano Frontera y la viceintendenta Verónica Bailone convocaron a los dirigentes de la rama femenina, del peronismo histórico y agrupaciones sociales; legisladores nacionales, provinciales y locales de diferentes partidos políticos, entre otros, para asistir de forma inmediata a los vecinos.

La Subsecretaría de Defensa Civil confirmó que recibieron reclamos por 61 domicilios con voladuras de techos parciales, 239 llamados por árboles y ramas de gran porte caídos, y otros 148 por postes de alumbrado. En La Ribera también registraron daños en las cubiertas metálicas de las casas, pero indicaron que en ningún caso estuvo comprometida la integridad de los residentes de la zona.

Edesal comunicó este mediodía que Villa Mercedes fue la ciudad más afectada de la provincia en cuanto al daño en las líneas eléctricas e instalaciones, y que trabajaban 15 cuadrillas de personal técnico de la empresa y tres grúas, repartidas las tareas en baja y media tensión. “Hasta el momento se contabilizan 50 postes de madera y 10 columnas caídas. Lo más grueso es la cantidad de cables cortados. Solo en el barrio San Antonio hay 25 postes caídos”, indicaron fuentes de la empresa, que estimaron que hoy quedará normalizado el 50% del Barrio San Antonio y el 70% de la Ribera.

 

 

Por su parte, el Gobierno dispuso de varios equipos de los ministerios para colaborar con las tareas de despeje, asistencia y limpieza en establecimientos educativos y en la vía pública.

El Programa Recursos y Obras Escolares en conjunto con el Programa Infraestructura Escolar, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura se abocaron al relevamiento de  árboles caídos, como así también estructuras y cubiertas metálicas.

Mientras que ya comenzaron las tareas de reparación en la Escuela N° 176 “Maestra Nélida Esther Pérez de Ferrer”, la Escuela Pública Autogestionada (EPA) Nº 10 “Maestro Escultor Vicente Lucero” y la Escuela Pública Bilingüe Digital “Mahatma Gandhi”, todas ubicadas en la zona del barrio La Ribera, las cuales fueron las más afectadas por la tormenta.