Caso curioso el de La forma de las horas. Tendrá un estreno modesto -desde esta semana, se verá los viernes a las 20.15 en el Malba-, pero sus protagonistas tuvieron la posibilidad de promocionarla desde la mesa de Mirtha Legrand o las pantallas de Telefe y la TV Pública, situación insólita para una película nacional independiente. Los nombres de los actores explican la difusión: los que le ponen el cuerpo a esa pareja que se reencuentra para un último adiós son Julieta Díaz y Jean-Pierre Noher.

A ocho años de su última ficción, Paula de Luque (Cielo azul, cielo negro; El vestido; Juan y Eva; Néstor Kirchner, la película) armó una suerte de cooperativa para volver a filmar y, sin subsidios ni créditos, concretó el rodaje en los nueve días libres que permitía la cargada agenda de su amiga Díaz.